José Engling

Nació en Prositten, Alemania, en el seno de una familia campesina y muy cristiana.Tenía ciertos rasgos físicos que no lo hacían muy popular (era encorvado, torpe, y tartamudeaba en la hora de hablar) y que acrecentaban su timidez. Por otro lado, Engling era perseverante y tenía una fuerte atracción a hogar, además de un carácter profundo y piadoso.

Ingresa al Seminario de los Padres Pallottinos en el mes de septiembre de 1912, en Schoenstatt. Allí logró ganarse el respeto y admiración de sus compañeros y ser el primero de su clase. Allí como seminarista, conoció al Padre Josef Kentenich, quien sería su padre espiritual, transformándose en su guía en el camino de la autoeducación.