Formación de estudiantes 

En el proceso es importante conocer el interior del alumno, saber y respetar su originalidad, ubicar dónde está para continuar desde ahí su formación. La vinculación estrecha entre alumno, padres, profesores y directivos fortalecerá el desarrollo de sus habilidades.

Objetivos:

Formación de estudiantes

Estos objetivos se logran a través de los siguientes ejes vivenciales de formación:

Ejes vivenciales de formación

Franjas de orientación

En las franjas se cubren los siguientes temas:

Habilidades Sociales:

  • Desarrollar, adquirir y afianzar nuevas estrategias, herramientas y hábitos que permitan a los estudiantes obtener mejores resultados en su interacción social.
  • Generar diversas alternativas de solución a conflictos interpersonales.
  • Relacionarse con otras personas en el entorno que les rodea y prepararse para la vida.
  • Cooperar con las demás personas y compartir con el otro.

Afectividad/Sexualidad:

  • Fomentar en los estudiantes procesos de reflexión y análisis en el desarrollo de su vida psicoafectiva y sexual.
  • Conseguir que los alumnos logren la maduración en su vida afectiva y sexual, bajo la base del respeto y la responsabilidad consigo mismos y con los demás.
  • Desarrollar nuevos hábitos y premisas de comportamiento adecuadas, ligando al programa de entrenamiento en habilidades sociales, que sean una base para mantener un equilibrio y lograr ser felices en sus relaciones con los demás.
  • Potenciar un desarrollo pleno como hombres y mujeres en cuanto a sus capacidades y talentos, fortaleciendo la identidad, tanto masculina, como femenina. Ayudándoles a conocer y construir una jerarquía de valores que les permita orientar la vivencia de su sexualidad como dimensión constitutiva de un ser personal.
  • Capacitar al personal docente y padres de familia con herramientas idóneas para la formación afectivo-sexual de nuestros alumnos.

Prevención:

  • Aumentar la percepción de riesgo y las influencias normativas de modo que se evite el consumo de drogas; se evite el contacto con el alcohol y el cigarrillo como sustancias facilitadoras del proceso adictivo.
  • Fortalecer los valores y su importancia como forma de protección ante conductas de riesgo.
  • Desarrollar habilidades para pensar de forma autónoma y crítica, de tal manera que puedan tomar decisiones responsables.
  • Fortalecer habilidades para resistir a la presión de grupo y aprender a decir NO (educar en libertad).
  • Involucrarse en actividades de diversión sana en su tiempo libre.
  • Generar inquietudes entre los alumnos que posibiliten lograr mecanismos efectivos de prevención de adicciones.
  • Instruir al personal docente y padres de familia en los procesos de prevención.